Toma, mi carta.

Queridos reyes magos:

Solo os pedí que se quedase a mi lado, para que me diese calor este invierno, o los que hiciese falta, pero se fue, no sé si fue porque se ha escapado o porque el destino lo ha querido así. Lo quería, juré que daría todo por el, y ahora lo echo de menos, me falta cada noche, me voy a dormir y me siento vacía porque no esta.
Me hizo daño, se me nublan los recuerdos, oportunidad tras oportunidad hasta que me cansé, yo no quise que se marchase pero parecía lo correcto, y ahora, aquí estoy, pero no sé, quizás me toque buscar a alguien mejor, pero no es fácil, no hace falta que sea perfecto, solo necesito que me haga reir, que me quiera, que sea algo de verdad. No hay prisa.
Pero hay momentos en los que quiero parar el tiempo, paro de caminar y ya no se ni lo que pensar, me ha vuelto tonta tanto amor, tantas ilusiones... Quiero recuperar las lágrimas que perdí por un amor no correspondido, los minutos que gasté para él, cuando pensaba que eran para nosotros.
Ahora trago saliva, me mojo los labios me pongo en pie y camino haga un lugar desconocido, y eso queridos reyes magos no es mas que algo que empieza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario